Claves para una buena salud

NOCIONES SOBRE RELACIÓN ACIDO-ALCALINO

El balance ácido-alcalino del cuerpo es crítico para una buena salud. No se puede pensar seriamente en individualizar una dieta, por ejemplo, sin considerar sus efectos sobre el balance del pH.

Estamos constantemente generando desperdicios ácidos del metabolismo que deben ser neutralizados o excretados de alguna manera para que la vida sea posible. Los humanos, por ende, necesitamos un constante consumo de alimentos alcalinos para neutralizar esta continua generación ácida.

Nuestra vida y salud dependen del poder fisiológico para mantener la estabilidad del pH de la sangre en aproximadamente 7.4. Este proceso se llama homeostasis. El término pH significa "potencial" de "Hidrógeno." Es la cantidad de iones de hidrógeno en una solución particular.

El pH se mide en una escala de 0.0 a 14.0 Cualquier nivel sobre 7.0 se define como alcalino y cualquier nivel bajo 7.0 es considerado un pH ácido. El pH de 7.0 se define como neutro.

Por ejemplo, si el sistema se vuelve muy ácido, la sangre tomará los elementos de formación alcalina (por ejemplo) de las enzimas del sistema digestivo del intestino delgado. Por ende, un pH balanceado de la sangre, está íntima y críticamente relacionado (entre otras cosas) con una buena digestión.

El metabolismo corporal normal siempre está produciendo ácidos, cuando se produce un desbalance, se afecta el sistema de transporte de fluidos que ayuda a sacar los desperdicios fuera del cuerpo. Si este sistema tiene una concentración desbalanceada de minerales, nutrientes insuficientes, u oxigeno insuficiente, entonces las células no pueden funcionar adecuadamente y empiezan a morir.

Los órganos eliminatorios como riñones, hígado, etc. no solo eliminan desperdicios y toxinas, sino que son la forma principal que el cuerpo tiene para eliminar un exceso de elementos ácidos o alcalinos para mantenerse dentro de los rangos normales de pH.
 

Ahora bien, existe una limitación en relación con cuanto puede “auto-compensar” el cuerpo en un desbalance de ácido-alcalino si no cambiamos la dieta para regular esta relación en el pH , que entra en el sistema por medio de los alimentos. Por ende, la ingestión de alimentos juega un papel muy importante en el balance del cuerpo. Si el cuerpo no puede compensar una dieta desbalanceada, el ambiente interno baja su capacidad óptima y, eventualmente, se genera una condición en la cual las células no pueden vivir. Muchas enfermedades serían entonces, el resultado del intento del cuerpo para re-balancear este ambiente interno. Hay investigaciones avanzadas que indicarían que el cáncer es una actividad que se acelera mediante una condición ácida de los fluidos del cuerpo. Las células cancerígenas pueden vivir mejor que las células normales en un fluido extracelular ácido y de baja oxigenación.

Hay una variedad de causas para el desbalance ácido-alcalino, pero la dieta es el factor principal.

Si bien cada individuo debe encontrar su propio balance, en general se puede decir que, comúnmente, aquellas personas que consumen carne diariamente, tienen un porcentaje mayor de acidez en su cuerpo que aquellas personas que consumen carne ocasionalmente. Asimismo, está demostrado que una dieta mayormente vegetariana puede mantener un balance adecuado del pH sin importar la constitución física.

Investigaciones alrededor del mundo concuerdan que una relación óptima de ingestión ácido-alcalina es aproximadamente de 80% alimentos alcalinos y 20% alimentos ácidos.

A continuación una lista orientativa:

Alimentos Ácidos:

carnes de todo tipo, embutidos, azúcar, lácteos, productos industrializados

Alimentos Alcalinos:

frutas, vegetales, hojas verdes, miso y vegetales de mar.

 

Osjera (R.N.O.S. 0-0170-6) | Ciudad de Buenos Aires: Moreno 1142 (1091) Capital Federal - Buenos Aires - Argentina - Tel/Fax: +54 11 4380-3737