La importancia de las OS en el Sistema de Salud

Por Juan Carlos Giorgi. Gerente Operativo 

En el ámbito de la salud, la década del 40 es escenario de un triple nacimiento: el de las demandas sociales de los ciudadanos que ven la atención de la salud como un derecho, el del Estado "responsable-garante " del derecho a la salud y el de las organizaciones sindicales, estatales y paraestatales que más tarde darán origen al sistema reconocido hoy como Obras Sociales. 

Se sucedieron cambios en el mundo coincidentes con la segunda posguerra. Cambios que generaron una creciente injerencia estatal en la planificación y administración de los servicios de salud, así como también, en consecuencia, en la constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Dichos cambios, propiciaron el impulso del concepto de salud pública como expresión de la participación del Estado en los problemas sanitarios, visibilizados por primera vez en nuestro país en las áreas de interés de los asuntos públicos.

Se comenzó a hablar en el mundo de los derechos de la salud y de la universalización de la cobertura, los cuales tuvieron su correlato en nuestro país, lógicamente con características y matices propias de nuestro pueblo. 

Así fue como, a partir de 1943, en nuestro país prevalece, como una condición relevante y por primera vez en la modernidad, la idea del Estado Protector, a la vez que planificador hegemónico de la totalidad de los servicios de salud. 

La expansión de los servicios estatales de salud, al igual que su mejor dotación en recursos humanos y materiales, convirtió al hospital público en un centro de nuevos profesionales y en un lugar de atención médica que ya no estaría destinado sólo a los "indigentes".

Recordando a ese gran sanitarista argentino, Ramón Carrillo, quien en 1946, desde el Ministerio de Salud Pública, abogó por una estrecha vinculación entre las instituciones de Seguridad Social y el hospital público, reservando para la medicina privada la atención a los sectores de mayores recursos, y en consecuencia, brindar una salud de mayor calidad a los sectores más vulnerables y hasta el momento relegados del derecho a una sanidad que se ocupe de aspectos básicos de la salud. 

A su vez, el surgimiento del sindicalismo como actor reconocido en el interior del sistema político, que tiene su nacimiento en el año 1943, constituirá un dato sustantivo en las formas de la organización de los sistemas de salud y atención médica.

Dado los avances y cambios de paradigmas que representaron al país desde comienzos de la década del 40, y luego de una década nefasta a nivel mundial como lo fue la del 30, se produce el nacimiento de ayudas mutuas entre los sectores mas desprotegidos, este embrión mutualista y cooperativista dará paso a otras formas mas complejas, donde el estado es sin lugar a duda el actor principal en la protección de TODOS sus habitantes.

Estás nuevas instituciones, se corporizan como tal en la década del 40, siendo el año 1944 reconocidas como "fundacional" de las Obras Sociales Sindicales. Reconocimiento que tiene su aspecto legal, mediante el dec. 30.655/44, con el que se crea la Comisión de Servicio Social.

Este breve resumen habla por sí solo del andamiaje que sostiene la visión sobre las Obras Sociales Sindicales, Obras Sociales que emergen  como parte de un sistema de salud protector y benefactor. Un sistema que pese a los embates que ha sufrido en distintas etapas neoliberales de nuestro país, se ha mantenido estoicamente firme y solidario.

En la actualidad, desde Osjera, nuestra tarea fundamental es el resguardo de esta concepción de la salud, de esta forma de ver la vida, esa pequeña y a la vez gran diferencia de ver la vida, una concepción mucho más humanista y menos mercantil.

Una tarea que enmarca un grado de responsabilidad mucho mayor:

La de guardar la sustentabilidad del proyecto, administrando a su vez correctamente los recursos económicos del sistema.

Este es el gran hecho colectivo que hemos sabido construir y del cual cada uno de nosotros se debe sentir profundamente orgulloso. 

Osjera (R.N.O.S. 0-0170-6) | Ciudad de Buenos Aires: Moreno 1142 (1091) Capital Federal - Buenos Aires - Argentina - Tel/Fax: +54 11 4380-3737