La obra social que jerarquiza la salud de todos

El color de la fruta y la verdura significan mucho.

El color de la fruta y la verdura significan mucho.

(SI TRABAJAS BAJO RELACIÓN DE DEPENDENCIA, EN OSJERA, SÓLO CON TUS APORTES, TENÉS LA MÁS COMPLETA COBERTURA. AVERIGUÁ MÁS ACÁ )

¿MANZANA ROJA, VERDE O AMARILLA? 

Muchos nos  guiaremos por el precio o por el sabor: Error. De hecho, en este pequeño matiz se encuentra buena parte de sus propiedades. 

Mientras las primeras facilitan el sueño, las segundas previenen la osteoporosis y las terceras fortalecen el sistema inmune. 

Los pigmentos que dan tonalidades son fitonutrientes, sustancias de origen vegetal que, aunque no tienen un valor nutricional específico, sí han demostrado ser claves para la salud.

El color suele ser lo que primero valoramos para determinar su apariencia y calidad. En las frutas y vegetales, se debe a  tres familias de pigmentos: clorofilas, carotenoides y antocianinas.

Así, se diferencian hasta cinco grupos de alimentos: naranjas, rojos, blancos, verdes y violetas. 

Los verdes se asocian a sabores saldos y los naranjas a cítricos o picantes. 

VERDE

Las espinacas, el brócoli, el morrón, el kiwi o la palta deben su color a la clorofila, un antioxidante que mejora la circulación, baja la presión arterial y es buen cicatrizador. Son una fuente importante de ácido fólico, así como de vitamina K y de potasio. Las verduras de hojas verdes son especialmente buenas para el correcto funcionamiento del hígado. Esto se debe a su alto contenido de enzimas. Disponen de una alta concentración en fibra, lo cual regula el tránsito intestinal.

NARANJA

La calabaza, la zanahoria, el mango, o el níspero obtienen su color del antioxidante betacaroteno, un componente que se transforma en vitamina A una vez se introduce en el cuerpo. Favorece la reparación de los tejidos, la formación de huesos y la resistencia a las infecciones. Además, suelen contener potasio, bromuro, luteína y zeaxantina, que mejoran la calidad de la piel y generan sensación de bienestar.

ROJO

Contienen licopeno y antocianinas que favorecen la circulación, estimulan el corazón, ayudan a mantener buena memoria y disminuyen el riesgo de cáncer. Con bajo contenido en calorías, el tomate, la frutilla, la granada, la sandía, la remolacha o la cereza están indicados para personas con hipertensión. También abarcan minerales, como el potasio y el selenio, y aportan vitaminas a A,  B9 y C.

VIOLETA

Las uvas o las berenjenas contienen un pigmento hidrosoluble: antocianina. Este flavonoide previene problemas en el sistema cardiovascular, protege contra algunos tipos de cáncer, mejora en la memoria y ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento.

BLANCO

Es el caso de la cebolla y del ajo. Aunque carecen de pigmentos, son ricos en alicina, una sustancia que presenta propiedades antibióticas, que ayuda a prevenir la hipertensión y que mejora la circulación. Estos alimentos también pueden ser una importante fuente de potasio, niacina y vitamina C. De ahí que se incluyan, además, cientos de tipos de frutos cuya carne es incolora, como el plátano o la pera, a la que se asocia una mayor reducción del riesgo de accidente cardiovascular.

EL ARCO IRIS EN EL PLATO 

En definitiva, se trata de comer variado, ya que cada producto aporta un tipo de nutriente esencial para una dieta equilibrada en vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono y grasas, así como en compuestos bioactivos del metabolismo secundario de las plantas que nosotros no podemos sintetizar y que resultan fundamentales para nuestra salud.



« Volver

Teléfonos

• Universal Assistance
     0800-999-6400

• Urgencias
     0810-345-6753
      24hs todos los dias.

• Atención al Público
     0810-333-0251
      de 09 a 17 hs.


         

Osjera (R.N.O.S. 0-0170-6) | Ciudad de Buenos Aires: Moreno 1142 (1091) Capital Federal - Buenos Aires - Argentina - Tel/Fax: +54 11 4380-3737